Duvalier Sanchez Arango

Duvalier Sánchez Arango es un ciudadano de acciones, desde muy joven se dedicó a  transformar la forma de hacer política.

 

Se define como un emprendedor social  y un innovador en política, inició recogiendo firmas para la primera candidatura presidencial de Sergio Fajardo, participó activamente en la ola verde, lideró el movimiento de jóvenes en la Ola Verde, después de esto creo el movimiento GenerAcción el cual ahora se transformó en el movimiento Política de la Felicidad, con este movimiento fue candidato a la Asamblea del Valle del Cauca y asesor para la movilidad en bicicleta de la actual alcaldía, posteriormente pasó a ser gerente de la campaña presidencial de Claudia López, su último aporte lo hizo gerenciando la candidatura presidencial de Sergio Fajardo en el Valle del Cauca.  Es profesional en Estudios Políticos de la Universidad del Valle y especialista en nuevas tecnologías, innovación y gestión de ciudades de la Universidad Externado de Colombia.

 

Nació en Giraldo, Antioquia, territorio del cual debió salir con sus padres y hermanas a causa del conflicto armado, llegaron al Valle del Cauca, su familia afrontó los desafíos de  las familias campesinas foráneas que buscan oportunidades en una nueva ciudad. Su madre, doña Leticia, una mujer emprendedora y berraca lo sacó adelante junto con sus 4 hermanas. Aprendió a amar la educación pública estudiando desde la primaria hasta la secundaria en la insigne Institución Educativa Antonio José Camacho, ahí conoció las primeras protestas de su vida, y aunque le producían cierta adrenalina nunca participó en ellas, después por decisión propia y ayudándose económicamente creó una comercializadora de bolsas plásticas, decidió ingresar en la Universidad del Valle, ahí estudió su carrera profesional, la cual le daría las bases necesarias para iniciar su camino de acciones transformadoras en la política.  

 

Admira  a quienes en el país han demostrado que se puede hacer política sin corrupción y en el camino que decidió construir tuvo la fortuna de encontrarse con líderes nacionales y trabajar junto a ellos. Inicio en el 2010 recogiendo firmas para la primera candidatura de Sergio Fajardo, de él le llamó la atención su forma cercana, honesta y diferente de hacer política, la coyuntura de ese momento terminó en la unión de Sergio con el profesor Antanas Mockus, de aquí nació la denominada Ola Verde, fue uno de los líderes que agitaba las banderas de la esperanza y motivaba a la ciudadanía caleña a votar por lo que en ese momento representaba la nueva forma de hacer política en el país, fue un momento histórico y él hizo parte de eso.

 

Terminada las elecciones y enfrentándose a una de las primeras frustraciones  en la política, junto a otros jóvenes no dejaron que la esperanza desapareciera, por eso decidió convocar a varios jóvenes que como él continuaban con la convicción intacta, creó el movimiento político y ciudadano GenerAcción, con este grupo caminó las calles de Cali, conociendo sus problemáticas y generando acciones para solucionarlas, este trabajo involucraba

ciudadanía y gobierno, el lema que utilizaban ¡Somos Palabra, Somos Acción! Después de tres años de trabajo, crecimiento y aprendizaje, GenerAcción se transformó en la Política de la Felicidad, este movimiento con sus líderes ya mucho más maduros y conservando su esencia salieron a las calles para decirles a los ciudadanos que la política es asunto de todos, que en ella se toman las decisiones importantes que afectan la vida cotidiana, con este movimiento decidió dar su primer paso en la política electoral, en el 2015 participó en las elecciones regionales como candidato a la Asamblea del Valle del Cauca, fue la segunda votación dentro del Partido Verde en esa elección, tuvo la curul por 4 horas hasta cuando le tocó enfrentarse a su primera pelea con las maquinarias tradicionales y perdió.

Pero no todo fue pérdida, de este grupo de jóvenes líderes uno participó en las elecciones locales de Jamundí y se quedó con la curul, Andrés Felipe Ramírez un jamundeño de pies a cabeza logró ganar en uno de los municipios más difícil del Valle del Cauca en cuanto a política y corrupción corresponde, su labor ha sido excelente, diferente, cercana a la ciudadanía, ha destapado casos de corrupción, ha dignificado la forma de hacer política en este municipio.

Después de esa agridulce experiencia que le dejó muchos aprendizajes, entre 2016 y 2017 aceptó liderar un tema que venía trabajando desde que inició sus acciones ciudadanas, ser asesor de la Alcaldía de Santiago de Cali para la movilidad en Bicicleta, donde inició el proceso estructuración de los  bici carriles y del sistema de bicicletas públicas, componentes fundamentales para fomentar la cultura bici, la movilidad sin contaminación en un espacio público amable, sostenible y democrático, en este espacio aprendió que el Estado es paquidermico y que por eso la voluntad política es tan importante para transformar.

Dejó las bases para lograr una Cali que respete la vida del ciclista y que le de su espacio digno en la vía por ir a construir un sueño más grande, uno con el que podría no solo cambiar su ciudad sino el país completo. aceptó la gerencia de la precandidatura  presidencial de Claudia López, recorrió el país y conoció los excelentes liderazgos que hay en los rincones, se identificó con muchos jóvenes que como él decidieron apostarle a la transformación de la política para promover el bien común y con miras en las elecciones locales del 2019 en el territorio nacional, con la estrategia que plantearon el Partido Verde incrementó la votación, viéndose reflejado esto en las curules que hoy hay en Senado y Cámara.

 

Respondiendo a la coyuntura política, Claudia López abandona la candidatura presidencial e inicia como fórmula vicepresidencial de Sergio Fajardo, Duvalier Sánchez vuelve a Cali y acepta la gerencia de la campaña presidencial de Fajardo en el Valle del Cauca, esta campaña se caracterizó por su austeridad, creatividad, innovación,estuvo liderada por jóvenes, obteniendo la primera votación en las principales ciudades del departamento, incluida Cali.  

 

En su camino ha forjado buenas amistades desde lo personal hasta lo político, entre ellas se encuentran Angélica Lozano, destacada congresista nacional  y nuevos liderazgos regionales y locales como Catalina Ortiz, actual representante a la cámara por el Valle del cauca y Mapi Velasco, una la mujeres lideresas de cali quien le entregó las banderas de su movimiento Cali Puede.
 

Los ciudadanos lo reconocen en la ciudad y el departamento como un personaje político frentero, sensato, de palabras precisas, consecuente con sus acciones. Durante los 10 años que lleva caminando el mundo de la política ha logrado conectar a muchos jóvenes que al igual que él sueñan con cambiar su ciudad y su país.

 

Es Padre de Sofí y Amelia, con ellas aprendió desde temprana edad la responsabilidad de forjar nuevas vidas y de crear una nueva sociedad, las educa con amor enseñándoles la importancia de la independencia, desea que sea mujeres empoderadas y transformadoras, quiere que tengan el poder de decidir y construir lo que quieren ser.

 

Les gusta compartir con sus amigos, con ellos habla de cómo cambiar el mundo, pero también de fútbol, de películas y libros, uno de sus autores favoritos es Gabriel García Márquez, admira la forma en la que por medio de ese realismo mágico narra las tragedias y los amores de Macondo. Es descomplicado, amable, buen escucha y muy sonriente, muy pocas veces se le ve triste o mal humorado.

 

Este es Duvalier Sánchez Arango, un joven que a sus 29 años junto a sus amigos con conocimientos y experiencia en lo público quieren transformar la forma en la que se hace política en el Valle del Cauca, Duvalier busca dignificar la política haciendo que esta cumpla con sus principios básicos y fundamentales, buscar el bien común para los vallecaucanos.

  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram
  • Twitter Social Icon
  • Icono social de YouTube